Seguinos

Protector solar. Lo que hay que saber.

Protector solar. Lo que hay que saber.

Cuando llega el verano queremos disfrutar más de los días al aire libre. Días en el campo, la playa, la montaña o la pileta, son los planes que más elegimos para vacacionar o descansar.

Los expertos recomiendan desde hace años evitar el sol desde las 11 a las 4 de la tarde. Pero, a decir verdad, cumplirlo se hace difícil. Por eso es que tener como aliado un protector solar resulta indispensable. Lo que sucede es que a menudo podemos usarlo incorrectamente o no usar el adecuado. Y eso puede resultar nocivo para nuestra piel.

En la arena, el agua y la nieve, la radiación solar se intensifica porque se refleja en las superficies.

Factores de protección. ¿Cuál elegir?

Lo primero que nos preguntamos frente a la góndola es: ¿cuál elegir? Hay tanta variedad, niveles de protección, fórmulas resistentes al agua, que cuesta decidirse.

Muchas veces pensamos que si elegimos un factor de protección alto, no llegaremos al bronceado deseado. Otras veces, que una fórmula resistente al agua, puede durarnos toda una jornada. Ambas cuestiones, erradas.

Sepamos que los especialistas ya recomiendan un índice de protección desde 30 en adelante, sin discusión.

Y tengamos en cuenta los niveles de protección según los factores de protección solar (FPS):

Protección baja: FPS 6-10

Protección media: FPS 15-25

Protección alta: FPS 30-50

Protección muy alta: FPS 50+

Aunque el protector prometa ser a prueba de agua o sudor, se recomienda volver a aplicarlo cada 2 horas.

¿Hay diferencia entre un protector con índice 30 y uno de 50? Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, el FPS es el nivel de protección que el protector solar brinda contra los rayos UVB. Cuanto más elevado es ese número, mayor es el nivel de protección, pero también, cuanto más alto es el número, menor es la diferencia. Por ejemplo, los protectores solares con FPS 15 filtran el 93% de los rayos UVB, los de 30 filtran el 97%, los de 50 filtran el 98% y los más altos, es decir los que tienen FPS 100 brindan el 99%. Sucede, y aquí habría que prestar atención, que muchos de los protectores solares con FPS por debajo de 15 protegen contra las quemaduras, pero no contra el cáncer o el envejecimiento de la piel y eso debería estar especificado en sus etiquetas.

Por eso, la Sociedad Americana Contra el Cáncer, recomienda elegir un protector solar de «amplio espectro». Es decir que brinde protección contra rayos ultravioleta tipo A (UVA) y los del tipo B (UVB). De lo contrario, no estaremos bien protegidos.

Resistente al agua. Frecuencia de aplicado.

Para decir las cosas como son y aunque las etiquetas lo aseguren, ningún protector solar es a prueba de agua o de sudor y deberían aclarar, si es la promesa, si duran 40 u 80 minutos al nadar o transpirar.

De todas formas, el consejo se mantiene en el tiempo: es imprescindible aplicar nuestro protector solar cada dos horas. No sólo el agua de la pileta o mar lo debilitan, o la transpiración cuando sudamos por calor o ejercicio, también nuestro secado a toalla.

Espejos de luz led Beurer con aumento, para aplicar tu protector sin errores.

Días nublados y lugares con más radiación solar.

Es fácil cometer el error de pensar que en días nublados, el sol «no está tan fuerte». Puede que no sintamos sus rayos directos o su calor, pero de todas formas el 90% de los rayos UV atraviesan las nubes. Por lo pronto, hay que protegerse porque es prácticamente igual de peligroso a un día despejado.

Otros puntos a tener en cuenta:

-En la arena, el agua y la nieve, la radiación solar se intensifica porque se refleja en las superficies.

-Los lugares cercanos al Ecuador tienen radiación solar mucho más intensa.

-Altura: la radiación es más peligrosa en zonas de montaña.

Maneras de aplicarlo. Cuándo hacerlo.

Lo ideal es aplicarlo 30 minutos antes de exponernos al sol. Para ello, nuestro espejo con luz led Beurer, nos ayudará a hacerlo de la manera más prolija posible, especialmente en la zona del rostro, gracias a su luz precisa y su zona de aumento.

Si optamos por un protector solar, es necesario aplicarlo y frotarlo por todas las superficies del cuerpo (no olvidar nuca, ingles, orejas, empeines) hasta estar seguros de que no quedaron marcas del producto y fue absorbido por completo.

Si elegimos un bloqueador, debemos asegurarnos de que quede aplicado de manera uniforme. Aquella parte del cuerpo que no esté cubierta, está totalmente expuesta al sol y por lo pronto, puede sufrir una quemadura.

Para labios, usar protector específico para boca con FPS de 30 o más.

En tu hogar, también es aconsejable usar protector solar.

Lee esta otra nota aquí: https://bit.ly/3DKNWdE

En Beurer, nuestro único deseo es que te encuentres bien.

Encuentra tu espejo con luz led Beurer en tu país: https://www.beurerlatam.com/

Si te gustó esta nota, ¡compártela en redes con tu comunidad! ¡Justo aquí debajo!

Post a comment