Seguinos

¿Cómo dormir bien? Secretos y claves para tener un sueño reparador

Dormir bien, es la clave para disfrutar de una jornada plena

¿Cómo dormir bien? Secretos y claves para tener un sueño reparador

Dormir bien, es la clave para disfrutar de una jornada plena
Secretos y claves para tener un sueño reparador

Para tener una vida plena el descanso es muy importante. Aunque parece ser una actividad bastante simple y normal, no lo es. El acto de dormir, representa una de las necesidades fisiológicas del hombre que ayuda a cumplir de manera óptima con las actividades diarias y tener una vida saludable.

Sin embargo, dormir no es tan simple, conforme avanzan los años aparecen dificultades que obstaculizan un sueño profundo y reparador. Sumado a todo lo anterior, desde el inicio de la pandemia el riesgo a contraer el virus, el distanciamiento social y el confinamiento han generado estrés, modificando las rutinas y dando origen a síntomas de ansiedad y depresión.

La imposibilidad de conciliar un sueño profundo es más riesgoso de lo que se puede imaginar. El descanso es el que garantiza el restablecimiento de la vitalidad del cuerpo, a nivel físico, pero sobre todo a nivel mental.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) habla que una necesidad de dormir al menos 6 horas por día, no obstante, explica también que la cantidad de horas que necesita descansar una persona varía en función de la edad.

De acuerdo con este criterio, el grupo de adultos comprendido entre los 18 y 25 años, es decir los más jóvenes, necesitan dormir entre 7 a 9 horas diarias. En el caso de los adultos de 26 a 64 años, para este grupo lo saludable es descansar entre 7 y 9 horas. Finalmente, hablando de los adultos mayores, es decir las personas de más de 65 años, lo óptimo es dormir entre 7 y 8 horas por día.

Factores tales como la alimentación y la actividad física determinan el sueño. La falta de descanso, afecta al organismo generando la aparición de trastornos tales comoproblemas gástricos, incremento del apetito, contracturas, dolores de cabeza, falta de concentración, baja en el rendimiento físico como mental, situaciones que pueden desencadenar en enfermedades más severas, afectando incluso el sistema inmunológico.

No se trata solamente de cuantas horas consiga dormir, sino que también incide la calidad de esas horas de sueño. Un descanso reparador se hace evidente cuando la persona se despierta con energía, vitalidad y esa sensación de “haber descansado”.

Siguiendo con los datos que brinda la OMS, la misma reconoce más de 80 tipos diferentes de trastornos del sueño provocados por dificultades físicas y psicológicas que afectan a un 40% del total de la población occidental. Entre ellos se destacan el insomnio tanto crónico como transitorio, el síndrome de apnea del sueño, el sonambulismo, entre otros. Frente a esta situación, encontrar el camino para conciliar el sueño es fundamental.

¿Cuáles son los beneficios de dormir bien?

Claro está que “dormir bien” es mucho más que el acto de reposar la cabeza en la almohada. Poder conciliar el sueño brinda importantes beneficios a la salud de las personas a nivel físico, emocional y mental mejorando sin dudas la vitalidad. Algunos beneficios son:

  • Disminuye el estrés
  • Mejora el desempeño de la memoria y los niveles de concentración.
  • Brinda mayor productividad.
  • Favorece al sistema inmunológico.
  • Mejora el estado anímico
  • Colabora con una mejor nutrición, ya que al reducir la ansiedad permite controlar mejor las calorías que se ingieren.

¿Cómo lograr un sueño de calidad?

Existen modos de lograr conciliar el sueño, y la solución tiene que ver con crear hábitos y rutinas que ayuden a nuestro organismo con la difícil tarea de dormir placenteramente.

Algunas recomendaciones:

Durante el día, es importante:

  • Realizar actividad física.
  • Disfrutar del sol, de la claridad del día.
  • Si va a tomar siestas, que no sean de más de 40 minutos
  • Regular el consumo de bebidas tales como: mate, café, energizantes o con mucha concentración de azúcar (gaseosas).
  • Disponer de un tiempo diario para llevar a cabo al menos una actividad de ocio.
  • Limitar el consumo de noticias que puedan ser perjudiciales para la salud

Durante la noche

  • Evitar ingerir bebidas alcohólicas.
  • Cenar al menos una hora y media antes de ir a descansar, comidas livianas para facilitar su digestión.
  • Disponer luces tenues en el dormitorio.
  • Evitar ver televisión en la cama, es preferible una actividad que relaje la mente como la lectura o escuchar música tranquila.
  • Establecer horarios de sueño constantes: ir a dormir y levantarse a la misma hora todos los días.

Un buen descanso permite vivir activamente, tener mejores vínculos interpersonales, ser más productivos, pero sobre vivir más felices. Dormir bien, reinicia el cuerpo mejorando el estado de ánimo, la memoria, el sistema inmune y el metabolismo.

¡Vivir bien es una elección diaria! Animate a vivir una vida plena.

Post a comment